PRECIO

$600.000

Agotado

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
  • Trabajo original con certificado de autenticidad
  • El envío suele tardar entre 2 a 5 días hábiles
  • El envío está asegurado de principio a fin.
  • Período de devolución de 10 días, a partir de la fecha de entrega.
  • Pago con tarjeta de crédito o transferencia bancaria.
  • Garantizamos confiabilidad y trazabilidad.
  • Artista hace obras a pedido
  • Talento joven
TÉCNICA
Acrílico sobre lienzo
CATEGORÍA PINTURA
Abstracción
ESTILO PINTURA
Expressionismo
DIMENSIONES
Alto : 150 cm
Ancho : 192 cm
OTROS DETALLES
Bastidor. Obra pintada el 2017
ENVÍO
-

Envío gratis a todo Chile. Excepto Isla de Pascua y Juan Fernández.

La Obra

“La obra es un autorretrato vívido de mi familia; todos participaron y fueron parte de ella. Con el cuerpo y el momento, cada uno fue dejando su huella en un ambiente de reunión. La intención fue que cada uno se expresara y liberara. Fue un momento de liberar aquellos problemas que todas las familias tenemos, y también de expresar otros buenos momentos, creando lazos familiares a través de la pintura, que pueden observarse también en la misma obra. Esta técnica pictórica fue desarrollada en el s. XX por el artista Jackson Pollock, quien trabajaba solo con todo su cuerpo frente al lienzo u otro soporte. En mi experiencia, quise hacer a todos los integrantes de mi familia parte de la obra.”

María Elena Guzmán

En 2014 comienzan sus estudios oficiales en el Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello en la carrera de Artes Visuales, hasta finales de 2017. En 2018, debido a su interés por un modelo educativo diferente, comienza sus estudios de Artes Visuales en la Universidad Finis Terrae, con el fin de continuar su desarrollo como artista, ampliar conocimientos y conocer nuevas técnicas, materiales y cultura general de las artes..

La pintura, el dibujo y otras materias han estado presentes durante toda su vida. Declara que desde que tiene memoria está pintando o creando; “ha sido siempre mi herramienta de libertad, comunicación y expresión”. La pintura, hasta ahora, es el material con el que María Elena dice tener mayor conexión y flexibilidad para poder dialogar al momento de realizar su trabajo.

Su trabajo generalmente es frente a un papel de harta absorción para poder trabajar con varias etapas o más bien capas que dejen su propio registro y junto a los materiales buscar y encontrar el sentir y lo único de lo humano. En esa línea, va dándole orden a esas sensaciones, dentro de un trance exhaustivo que surge frente al soporte y la conexión sensible con los materiales y el momento. Este orden de sensaciones proviene de la búsqueda de una identidad que se ve reflejada por medio del gesto, de la mancha, el color y la experiencia. Lo que aparenta comenzar como una mancha, termina formando un rostro, una identidad alejada de estereotipos, admirando lo invisible detrás de lo humano, una identidad totalmente individual extraída de lo sensible.

Al momento de pintar expresa todo lo que sucede en lo cotidiano, personas a las que quiere ayudar, personas que ve y siente de lejos, personas con las que conversa, que conoce los sentimientos que esconden detrás de una sonrisa fingida, problemas, rabias, gritos y alegrías; además de todo lo que grita, llora y ríe la gente que quiere; también las esperanzas, los problemas, las decisiones simples o complicadas, memorias del pasado, incluso lo que cree que piensan otros de ella; todo esto cae en el papel. Sin poder parar de pintar hasta que esté todo resuelto dentro de su cabeza, y cuando está terminado, ve que se formó un rostro, y a la vez que se ha creado un vínculo con un otro.

María Elena Guzmán

Comparte este artista:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
TÉCNICA
Acrílico sobre lienzo
CATEGORÍA PINTURA
Abstracción
ESTILO PINTURA
Expressionismo
DIMENSIONES
Alto : 150 cm
Ancho : 192 cm
OTROS DETALLES
Bastidor. Obra pintada el 2017
ENVÍO
-

Envío gratis a todo Chile. Excepto Isla de Pascua y Juan Fernández.

  • Artista hace obras a pedido
  • Talento joven

La Obra

“La obra es un autorretrato vívido de mi familia; todos participaron y fueron parte de ella. Con el cuerpo y el momento, cada uno fue dejando su huella en un ambiente de reunión. La intención fue que cada uno se expresara y liberara. Fue un momento de liberar aquellos problemas que todas las familias tenemos, y también de expresar otros buenos momentos, creando lazos familiares a través de la pintura, que pueden observarse también en la misma obra. Esta técnica pictórica fue desarrollada en el s. XX por el artista Jackson Pollock, quien trabajaba solo con todo su cuerpo frente al lienzo u otro soporte. En mi experiencia, quise hacer a todos los integrantes de mi familia parte de la obra.”

María Elena Guzmán

En 2014 comienzan sus estudios oficiales en el Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello en la carrera de Artes Visuales, hasta finales de 2017. En 2018, debido a su interés por un modelo educativo diferente, comienza sus estudios de Artes Visuales en la Universidad Finis Terrae, con el fin de continuar su desarrollo como artista, ampliar conocimientos y conocer nuevas técnicas, materiales y cultura general de las artes..

La pintura, el dibujo y otras materias han estado presentes durante toda su vida. Declara que desde que tiene memoria está pintando o creando; “ha sido siempre mi herramienta de libertad, comunicación y expresión”. La pintura, hasta ahora, es el material con el que María Elena dice tener mayor conexión y flexibilidad para poder dialogar al momento de realizar su trabajo.

Su trabajo generalmente es frente a un papel de harta absorción para poder trabajar con varias etapas o más bien capas que dejen su propio registro y junto a los materiales buscar y encontrar el sentir y lo único de lo humano. En esa línea, va dándole orden a esas sensaciones, dentro de un trance exhaustivo que surge frente al soporte y la conexión sensible con los materiales y el momento. Este orden de sensaciones proviene de la búsqueda de una identidad que se ve reflejada por medio del gesto, de la mancha, el color y la experiencia. Lo que aparenta comenzar como una mancha, termina formando un rostro, una identidad alejada de estereotipos, admirando lo invisible detrás de lo humano, una identidad totalmente individual extraída de lo sensible.

Al momento de pintar expresa todo lo que sucede en lo cotidiano, personas a las que quiere ayudar, personas que ve y siente de lejos, personas con las que conversa, que conoce los sentimientos que esconden detrás de una sonrisa fingida, problemas, rabias, gritos y alegrías; además de todo lo que grita, llora y ríe la gente que quiere; también las esperanzas, los problemas, las decisiones simples o complicadas, memorias del pasado, incluso lo que cree que piensan otros de ella; todo esto cae en el papel. Sin poder parar de pintar hasta que esté todo resuelto dentro de su cabeza, y cuando está terminado, ve que se formó un rostro, y a la vez que se ha creado un vínculo con un otro.

María Elena Guzmán

Comparte este artista:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest

Todas las Obras de Arte por  

María Elena Guzmán

Retrato de una Vida
23x6x15.8 cm  

$1.000.000

Acrílico y Acuarela
Corazón Afectivo
35x27 cm  

$270.000

Acrílico y Acuarela
Reconociendo el Rostro
35x27 cm  

$270.000

Acrílico

VENDIDO

Retratos de Conversacion (X)
85x60 cm  

$420.000

Acrílico.
Retratos de Conversacion (F)
85x60 cm  

$420.000

Acrílico
Vueltas
35x27 cm  

$199.000

Acrílico y acuarela
Validación
35x27 cm  

$220.000

Acrílico y acuarela
Conociendonos III
35x27 cm  

$190.000

Acrílico y acuarela

× ¿Cómo puedo ayudarte?