María Elena Guzmán

  Chile

1995

Sobre el Artista

“Necesito una extrema sensibilidad con el material, y al momento de pintar, mis manos y mi cuerpo forman parte de la obra también.”

En 2014 comienzan sus estudios oficiales en el Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello en la carrera de Artes Visuales, hasta finales de 2017. En 2018, debido a su interés por un modelo educativo diferente, comienza sus estudios de Artes Visuales en la Universidad Finis Terrae, con el fin de continuar su desarrollo como artista, ampliar conocimientos y conocer nuevas técnicas, materiales y cultura general de las artes..

La pintura, el dibujo y otras materias han estado presentes durante toda su vida. Declara que desde que tiene memoria está pintando o creando; “ha sido siempre mi herramienta de libertad, comunicación y expresión”. La pintura, hasta ahora, es el material con el que María Elena dice tener mayor conexión y flexibilidad para poder dialogar al momento de realizar su trabajo.

Su trabajo generalmente es frente a un papel de harta absorción para poder trabajar con varias etapas o más bien capas que dejen su propio registro y junto a los materiales buscar y encontrar el sentir y lo único de lo humano. En esa línea, va dándole orden a esas sensaciones, dentro de un trance exhaustivo que surge frente al soporte y la conexión sensible con los materiales y el momento. Este orden de sensaciones proviene de la búsqueda de una identidad que se ve reflejada por medio del gesto, de la mancha, el color y la experiencia. Lo que aparenta comenzar como una mancha, termina formando un rostro, una identidad alejada de estereotipos, admirando lo invisible detrás de lo humano, una identidad totalmente individual extraída de lo sensible.

Al momento de pintar expresa todo lo que sucede en lo cotidiano, personas a las que quiere ayudar, personas que ve y siente de lejos, personas con las que conversa, que conoce los sentimientos que esconden detrás de una sonrisa fingida, problemas, rabias, gritos y alegrías; además de todo lo que grita, llora y ríe la gente que quiere; también las esperanzas, los problemas, las decisiones simples o complicadas, memorias del pasado, incluso lo que cree que piensan otros de ella; todo esto cae en el papel. Sin poder parar de pintar hasta que esté todo resuelto dentro de su cabeza, y cuando está terminado, ve que se formó un rostro, y a la vez que se ha creado un vínculo con un otro.

“Necesito una extrema sensibilidad con el material, y al momento de pintar, mis manos y mi cuerpo forman parte de la obra también.”

En 2014 comienzan sus estudios oficiales en el Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello en la carrera de Artes Visuales, hasta finales de 2017. En 2018, debido a su interés por un modelo educativo diferente, comienza sus estudios de Artes Visuales en la Universidad Finis Terrae, con el fin de continuar su desarrollo como artista, ampliar conocimientos y conocer nuevas técnicas, materiales y cultura general de las artes..

La pintura, el dibujo y otras materias han estado presentes durante toda su vida. Declara que desde que tiene memoria está pintando o creando; “ha sido siempre mi herramienta de libertad, comunicación y expresión”. La pintura, hasta ahora, es el material con el que María Elena dice tener mayor conexión y flexibilidad para poder dialogar al momento de realizar su trabajo.

Su trabajo generalmente es frente a un papel de harta absorción para poder trabajar con varias etapas o más bien capas que dejen su propio registro y junto a los materiales buscar y encontrar el sentir y lo único de lo humano. En esa línea, va dándole orden a esas sensaciones, dentro de un trance exhaustivo que surge frente al soporte y la conexión sensible con los materiales y el momento. Este orden de sensaciones proviene de la búsqueda de una identidad que se ve reflejada por medio del gesto, de la mancha, el color y la experiencia. Lo que aparenta comenzar como una mancha, termina formando un rostro, una identidad alejada de estereotipos, admirando lo invisible detrás de lo humano, una identidad totalmente individual extraída de lo sensible.

Al momento de pintar expresa todo lo que sucede en lo cotidiano, personas a las que quiere ayudar, personas que ve y siente de lejos, personas con las que conversa, que conoce los sentimientos que esconden detrás de una sonrisa fingida, problemas, rabias, gritos y alegrías; además de todo lo que grita, llora y ríe la gente que quiere; también las esperanzas, los problemas, las decisiones simples o complicadas, memorias del pasado, incluso lo que cree que piensan otros de ella; todo esto cae en el papel. Sin poder parar de pintar hasta que esté todo resuelto dentro de su cabeza, y cuando está terminado, ve que se formó un rostro, y a la vez que se ha creado un vínculo con un otro.

  • Artista hace obras a pedido
  • Talento joven

María Elena Guzmán
  • Artista hace obras a pedido
  • Talento joven
Comparte este Artista
Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en twitter
Compartir en email

Todas las Obras de Arte por

María Elena Guzmán
Retrato de una Vida
Retrato de una Vida
23x6x15.8 cm  

$1.000.000

Acrílico y Acuarela
Corazón Afectivo
Corazón Afectivo
35x27 cm  

$270.000

Acrílico y Acuarela
Reconociendo el Rostro
Reconociendo el Rostro
35x27 cm  

$270.000

Acrílico

VENDIDO

Retratos de Conversacion (X)
Retratos de Conversacion (X)
85x60 cm  

$420.000

Acrílico.
Retratos de Conversacion (F)
Retratos de Conversacion (F)
85x60 cm  

$420.000

Acrílico
Vueltas
Vueltas
35x27 cm  

$199.000

Acrílico y acuarela
Validación
Validación
35x27 cm  

$220.000

Acrílico y acuarela
Conociendonos III
Conociendonos III
35x27 cm  

$190.000

Acrílico y acuarela
× ¿Cómo puedo ayudarte?